19 abril 2008

Sueños rotos

Ya ha comenzado la nueva edición de Operación Rebuzno. Si ese programa tuvo alguna vez sentido, ya hace tiempo que ha perdido el Norte y tiene poco que ver con la música. En su primera gala, una chica que cantaba mal, desafinaba e hizo que su compañera de dúo también perdiera el tono, fue salvada. En cambio, dos chicos que , sin ser maravillosos, lo hicieron objetivamente mejor que ella, están ominados y ya tiene prácticamente un pie en la calle. Lo dicho: si la música importara en ese concurso, la situación sería justo la contraria.


El programa es una gran farsa, ya que promete ser el trampolín para lanzar una carrera musical, pero lo cierto es que no lo es: Bisbal y Bustamente han sido accidentes; del resto de “triunfitos” ¿quién se acuerda? Por ejemplo, esos ilustres canarios como Sergio Rivero, Ramón, Idaira o Tony Santos, que tantas masas enfervorecidas movieron en estas islitas, ¿dónde están hora? Muchos intentan currarse una nueva carrera, y cuando se les lee en entrevistas, es evidente que, aunque no lo digan claramente, su paso por OT es una losa de la que desean librarse. Lo honesto por parte de la cadena sería no prometer ese lanzamiento, simplemente darle dinero al ganador y decirle: “Te hemos formado y dado pasta, ahora búscate tú la vida”.


La revista Interviú, entre culo y teta, suela sacar de vez en cuando algún artículo interesante, y recientemente ha publicado un estudio que revela el potencial del programa para promocionar artistas… que resulta ser nulo. Elocuentemente titulado “Operación fracaso”, el artículo aporta datos tan escalofriantes (ya será menos) como que de 82 concursantes que han pasado por las ediciones anteriores, sólo ocho han conseguido una carrera musical de éxito.

Hay que desmitificar de una vez ese concurso que muchos aún tienen por auténtico catalizador de talentos. Lo cierto es que no es más que un mero artefacto recaudador destinado a que nos dejemos los cuartos a base de SMS. Vamos, lo mismo que esos cutres programas de madrugada en las teles locales, pero en fino.

1 comentario:

Akinol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.